Devoluciones

El cliente dispondrá de 14 días naturales para comunicar su derecho a devolver un producto. No se admitirán devoluciones transcurridos 14 días naturales desde la recepción del pedido.

Previamente, el cliente deberá indicar su intención por correo electrónico dirigido a info@hellopelo.com, indicando en el campo Asunto: «Devolución».

En la comunicación deberan aparecer los siguientes datos:

  • Fecha de compra.
  • Número de pedido.
  • Nombre y apellidos del consumidor.
  • Dirección del consumidor.

El producto será devuelto en perfectas condiciones, a ser posible en su »packaging» original.

El comprador deberá satisfacer los gastos directos de devolución y, en su caso, indemnizar los desperfectos del objeto de la compra. Los gastos de devolución corren a cuenta del cliente o consumidor.

El comprador ha de enviar el producto o productos de regreso a nuestras instalaciones.

En caso que el cliente reciba el producto en mal estado por causa del transporte, se le sustituirá el mismo en un máximo de 5 días hábiles, a no ser que dicho producto esté agotado, circunstancia de la que será avisado.

Una vez recibida la mercancía se devolverá el dinero de los mismos a través del mismo modo de pago que llevo a cabo (los gastos de envÍo en la sustitución del producto van a cuenta del cliente). La devolución del dinero se realizará en un plazo de no más de 14 días después de recibir el artículo o artículos a devolver. En ningún caso se abonará el importe de la compra, hasta verificar el perfecto estado de la mercancía y «packaging» del producto en nuestras instalaciones para su comprobación, por si fuera el caso de ser productos no susceptibles de devolución o los mismos hubieran sufrido una depreciación de su valor por un uso inadecuado.

Al tratarse de productos susceptibles de la exclusión al derecho de desestimiento por razones de protección de salud o higiene, la devolución no podrá tener lugar en ningún caso si los productos fueron manifiestamente objeto de uso, a excepción de productos con algún defecto de fabricación. Deben devolverse preferentemente en su embalaje de origen y en perfecto estado, porque los bienes podrían sufrir alguna depreciación de su valor.